6 lecciones de emprendedores frente al cambio

Desarrollo Personal6 lecciones de emprendedores frente al cambio

6 lecciones de emprendedores frente al cambio

Un gran aprendizaje que dejó el contexto y que habrá que aplicar para el año es la necesidad de poder adaptarse frente a lo incierto. Sin embargo, si hay algo que caracteriza a los emprendedores es su capacidad de adaptación. Para ellos, el cambio es ley. Ninguna empresa nació exitosa o tuvo su producto final desde el primer día. Su producto inicial pasó por muchos ideas y vueltas hasta que se encontró su mejor versión posible.

 

En línea con lo anterior, los grandes fundadores de empresas coinciden en que el camino emprendedor obliga a reinventarse constantemente: como empleador, como líder y como socio. En muchos casos, el cambio significa una transformación total del modelo de negocio de la empresa y en otros, solamente un giro de timón o pivote.

 

Si bien muchas personas no se sienten cómodas al salir de su zona de confort (en cualquier aspecto de sus vidas), para emprender tiene que ser una constante. Ningún fundador de una empresa comenzó su negocio con todas las respuestas. En este sentido, desde Endeavor entrevistamos a 10 emprendedores de diferentes industrias y con diferentes modelos de desarrollo para que compartan su opinión frente al cambio. Esto es lo que dijeron:

 

“Para crecer hay que cambiar. Reinventarte, de tecnológico a management, etc. No veo un limite de aprendizaje. Me siento muy cómodo. Me aburre que no haya cambio. En lo que es laburo me encanta. A nivel personal, prefiero estar mas tranquilo, quiero compensar por ese lado. Necesito cambiar cuando veo que algo no está funcionando bien”.

 

«A mi es lo que me estimula, sino no emprendería. Hubiese seguido trabajando en relación de dependencia. Necesito esa adrenalina como parte de mi vida. Para cambiar necesito entender la foto de hoy primero y después cuáles son los problemas y potenciales mejoras”.

 

«Aprendí mucho como emprendedor y no me aferro a la zona de confort. Sé que es bastante cómoda, agradable, pero cuando salís es ahí cuando pasan las cosas mágicas. Si hago un cambio es porque no funciona. No es lo mismo un cambio para sobrevivir que cambiar porque estás aburrido. Uno es más un lujo, el otro es supervivencia”.

 

«La insatisfacción me impulsa a cambiar. Soy bastante inconformista. He cambiado mucho a lo largo de mi vida. Lo que más me impulsa es estar incómoda. Es parte de estar en movimiento y, especialmente, de aprender. Necesito lo mínimo para darme cuenta que hay que cambiar. Cualquier oportunidad es apta”.

 

“Me siento cómodo encarando cosas nuevas. Puedo manejar la incertidumbre. Soy de procesarlo en mucho tiempo. Estoy constantemente pensando cosas. Empiezo de a poco. Es muy raro que tome una decisión de cambio con poca información. Evalúo el contexto en base a consultas, consejos y el timing. A veces soy muy positivo pero constantemente me cuestiono para no pecar de optimista”.

 

“Hasta que fundé mi compañía, era más reacio a salir de la zona de confort. Ahora es casi esencial: todo el tiempo uno necesita salir de ese lugar, pensar en nuevas adquisiciones, empezar a formarse más allá de lo que uno tiene o sabe. Cuando me siento muy cómodo, esa necesidad me empieza a quemar”.

 

 

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

Últimos posts

Tags

Comenta

Comentario

Escribe al menos un caracter para buscar

¡No te pierdas ningún contenido!

Dejanos tus datos para seguir aprendiendo sobre el ecosistema del emprendedor.